Una de las victimas del atentado en Manchester tenia solo 18 años

Georgina Bethany Callander, una joven de 18 años que resultó herida por las explosiones, fue llevada en ambulancia al hospital y murió luego mientras recibía atención médica.
Callander era fan de la cantante pop que ofreció el concierto y había llegado a conocerla dos años antes, cuando pudo acceder al backstage de otro recital, en el que describió como "su mejor día el sábado, apenas dos días antes del concierto, había tuiteado que estaba "tan entusiasmada de verte mañana".
Sus amigos la describieron como una chica hermosa con el corazón y el alma muy amable.